Azahara MarGon: el reto de ser actriz

Suerte, trabajo, constancia, pasión y ganas, sobre todo ganas”, son los ingredientes que Azahara MarGon –como se hace llamar artísticamente- considera esenciales para sumergirse con éxito en el mundo de la interpretación. Una aventura en la que ella se adentró hace tres años en la Escuela Superior de Arte Dramático de Málaga, a pesar de la negativa en varias ocasiones por parte de sus padres, entre otros contratiempos.

Confiesa que desde pequeña ha sido muy “teatrera”; con chistes, cantos o actuaciones con disfraces, era ella la encargada de amenizar toda reunión familiar, pero nunca se había planteado dar un paso más. Su familia, a la que caracteriza con una ideología más conservadora, no veía estable un futuro dedicado a la interpretación, pero poco a poco la historia fue cambiando. “Antes estaba estudiando para opositar para el Cuerpo Nacional de Policía en España, y entre que había pocas plazas debido a la crisis y que el entorno que rodeaba a mi familia se estaba inclinando más a lo artístico, decidí intentarlo.”, explica. Con una expresividad y espontaneidad que se agradecen, resulta difícil imaginarla enfundada en un uniforme oscuro y con pose firme y seria.

Se describe como trabajadora, alegre y extrovertida. Lo primero lo juzgarán aquellos con los que comparta escenario, pero desde luego que, lo segundo y lo último, saltan a la vista tras haber pasado tan solo dos minutos junto a ella.

Az4

Acomodada en un semicírculo verde que simula una silla y con una sonrisa de oreja a oreja que no se quita a lo largo de la entrevista, revela sus preferencias por el cine, pero alega que “la base de la interpretación es el teatro”, piensa que un actor o actriz tiene que saber manejarse en todos los campos; cantando, bailando, físicamente, etc. y por ello prefirió empezar en la rama musical en una escuela de teatro.

Actualmente vive en Lisboa, donde está cursando su tercer año de carrera con el programa Erasmus, y tras poner fin a sus estudios el curso que viene en su ciudad natal, Málaga, tiene en mente abrir horizontes y dar un gran salto hacia el otro lado del charco. “Me gustaría mudarme a Estados Unidos porque mis padres se fueron hace un año a Miami y creo que es una buena oportunidad para hacer castings allí y formarme. Me encanta el cine y me gustaría ir a una escuela especializada en ello”. Un ambicioso proyecto con el que quiere continuar su pequeña andadura ya existente en este mundo, pues ha participado hasta el momento en varias obras de teatro, ha sido imagen de una cadena de hoteles y ha interpretado un pequeño papel en cine con el actor y productor Jaime Ordóñez, conocido por la serie “Aquí no hay quien viva” y por aparecer en varias películas de Alex de la Iglesia.

Azahara responde las preguntas en el patio de la residencia en la que se aloja en Lisboa /Xavier Puig
Azahara responde las preguntas en el patio de la residencia en la que se aloja en Lisboa /Xavier Puig

Con un brillo descomunal en sus ojos que delata la emoción por estar hablando de la pasión de su vida, cuenta que a pesar de considerarse una persona muy cómica, a la hora de interpretar prefiere el drama. “Me gusta un personaje que sea fuerte, que tenga mucho carácter, algo diferente a lo que creo que soy yo. Los actores tiramos para lo opuesto”.

Hablando de preferencias, todo son palabras de admiración al desvelar quién es su actriz favorita, Cate Blanchett, “es una actriz brutal, sin hablar, solo con la mirada, dice todo, transmite mucho”. La describe como “camaleónica”, explicando que “ella alega que cuando le asignan un papel se prepara con muchos meses de antelación, acomodando su vida diaria a ese personaje.”

Az1
Azahara ha sido tres veces campeona de España de kárate /Xavier Puig

Y no para de sorprender, esta joven malagueña de 25 años, ha sido trece veces campeona de España de kárate. “Me gusta mucho cuidarme, hago mucho deporte, intento ir todos los días a correr, aunque no todo el tiempo que me gustaría dedicarle. Desde pequeña hago kárate, de los 6 años a los 22 he estado compitiendo a nivel nacional”. Ha rechazado tentadoras ofertas de trabajo porque prefiere luchar, ahora, por conseguir su sueño: abrirse paso en el difícil y a veces infravalorado mundo de la interpretación y convertirse en una estrella de cine. Un camino lleno de ilusión que comenzó hace tres años y que ojalá pronto dé grandes frutos.

-Mariela Gutiérrez, Alba Palomino, Xavier Puig, Elisa Serrano

Submit a comment

O seu endereço de email não será publicado. Campos obrigatórios marcados com *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.